domingo, 24 de agosto de 2014

LOS BRINDIS AL SOL DE MASPALOMAS

Por Pedro José Franco López
Técnico en Patrimonio Histórico y Cultural.

Iniciativas de toda índole se han propuesto en Maspalomas durante los últimos treinta años y ninguna de ellas ha fraguado, ni por asomo; desde un Circuito de Fórmula 1, en Juan Grande hasta un Delfinario el mismito esto del “Sea World” de Orlando..

El Proyecto del “Nuevo Viuda de Franco” con un Restaurante Circular a 140 metros; ascensores panorámicos, locales comerciales, antenas para atender a las telecomunicaciones del municipio, etc. levantó sonrisas jocosas en todo el vecindario.

Cómo nos ven por ahí… ¿???. Con cara de “Ecce Homo” restaurado, en unas islas perdidas en la costa africana???. Nos debería preocupar.


Primero: desear fervientemente que el proceso del Parque Temático “Siam Park”, en Maspalomas y que  propone a la sociedad grancanaria, autoridades e instituciones la familia Kiessling, vayan por buen camino y se convierta en realidad a la mayor brevedad. A decir verdad, mosquea un poco el que la iniciativa del Acuario “Poema del Mar” en Las Palmas de Gran Canaria surgiera más tarde y ya estén seleccionando los peces, mientras del de Maspalomas aún no se sabe nada de nada.


Ojalá sea porque se llevan las gestiones discretamente (lo que no estaría mal) o porque yo no lo sepa y no tengo porque saberlo. Si no es así, pudiéramos estar ante una “marshallada” más a las que tanto nos tienen acostumbrados en Maspalomas y desde hace tantísimos años.

Son muchísimos los salvapatrias y perdonavidas que han recalado por Maspalomas en los últimos treinta años (que sepamos) y que han deslumbrado a ciudadanos, empresarios, autoridades, instituciones y prensa local ofreciendo el oro del moro y desapareciendo a continuación como por arte de magia.


En verdad, por aquí estamos bastantes escaldados y tanto agravio no se lo merece la zona turística -Maspalomas Costa Canaria-, cuna del primer Parque Temático de España: El Sioux City (1972). La oración diaria de los empresarios y maspalomeros, quizá debería ser: “El Parque nuestro de cada día, dánosle hoy”, para ver si de una vez por todas se consigue que fragüe algunas de esta macro-iniciativas, de las que dos o tres, al menos, surgen en cada legislatura.

Como veremos a continuación, ante tal avalancha de “brindis al sol” y sin ningún efecto posterior, nos preocupa qué imagen es la que damos en el exterior, cómo nos ven?. Si nos ven con cara de “Ecce Homo” restaurado, en unas islas perdidas en la costa africana y por eso se creen con derecho a venir a cambiar nuestra tierra y nuestros valores por collares de cuentas de vidrio y espejos, creo que debería preocuparnos a todos.

Es muy frecuente que, ante un grupo de personas con un plano bajo el brazo, que manejan millones de pesetas primero y euros después, como si de granos de millo se tratara, se nos desorbiten los ojos, nos rendimos en pleitesía y, hasta las Instituciones y distintas Administraciones cambian Normas y modifican Planes de Ordenación.


Jardín Acuático.

Por citar algunos ejemplos, de tantos, en enero de 1987, un belga, fundador y director de “Jiffy Plant International” requería cien mil metros cuadrados de suelo para ubicar un enorme Jardín Acuático, con plantas tropicales y subtropicales, con una inversión de 150.000 millones de pesetas.

Esta misma empresa volvió a la carga en julio de 1991, con la misma idea bajo el nombre de “Poesía Acuática” y en mayo de 1992 ya se llamaba “Poesía acuática Maspalomas”, el espacio requerido ya era de 250.000 metros cuadrados y la inversión ya ascendía a 1.500.000 millones de pesetas.

Delfinario.

Por agosto de 1990 es una pujante empresa suiza la que proponía en rueda de prensa celebrada en los jardines del Hotel Maspalomas Oasis, el Delfinario más moderno y extenso de Europa, el “Delfinario Sea World”, se instalaría dónde el Parque de Atracciones, dándose por hecho su debacle, en el Campo Internacional y sería de similares características al Sea World de Orlando (Florida). La inversión iba a era muy superior a los 1.200 millones de pesetas.

Pueblo canario.

En mayo de 1991, un prestigioso empresario radicado en Maspalomas y un banco alemán nos traían una descomunal urbanización destinada a recibir tan sólo a turistas de alto standing; un “Pueblo Canario”; iría en 154.000 mts. cuadrados de zona árida, entre Pasito Blanco y Santa Águeda, el complejo representaría lo mejor de la arquitectura tradicional canaria, entre zonas verdes, boscosas y cascadas. Esta idea la firmaba el prestigioso arquitecto italiano Luca Pianón, artífice del famoso centro turístico del puerto de Cerdeña.

Anfiteatro.

Como centro del inmenso jardín de 130.000 mts. cuadrados iría en un anfiteatro con capacidad de 400 espectadores y con un aprovechamiento urbanístico muy por debajo de lo permitido, con unas construcciones de alta calidad y estética totalmente canaria, prometía ser de categoría única no sólo en Canarias, sino también en España; su inversión rondaba los 22.500.000 millones de pesetas.


Museo de sitio.

Bastante creíble fue la iniciativa que surgió por parte del Servicio de Arqueología del Museo Canario, en 1989, poco después de que apareciera la Necrópolis de Maspalomas (la más grande de Canarias y una de las más importantes de España con 141 enterramientos), pero el sueño duró muy poco. Iba  a ser un “Museo de Sitio/Necrópolis de Maspalomas”, dónde se pudiera apreciar con toda clase de medios científicos, pedagógicos y de marketing su riqueza arqueológica, a la vez que se convertiría en Centro de Interpretación del Poblado Aborigen de Lomo Perera y de las riquezas arqueológicas de los Barrancos de “Los Vicentes” y “Fataga”.



Parque eco-museo.

Poco después, en 1991, surgía otra iniciativa con los mismos objetivos, pero esta vez por parte de la Consejería de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente del Cabildo Insular de Gran Canaria. Y era la de construir un impresionante “Parque Eco-Museo de Maspalomas” que, a su vez, daba cabida a cuatro Parques propiamente dichos: Un Parque Arqueológico; la propia Necrópolis y el Poblado Aborigen de Lomo Perera. Un Jardín Paleobotánico (Palmeral) Con un gran lago artificial. Tomando como referencia el Palmeral y la Charca de Maspalomas y un Parque Agrícola Tradicional.

Ocuparía 450 hectáreas de terreno, llegó a incluirse en el Plan Insular de Ordenación del Territorio (PIOT) y contaba con un Presupuesto inicial de 2.000 millones de pesetas. Resumen: todo queda en agua de borrajas y la triste realidad es que Maspalomas se queda sin su Necrópolis y los 141 enterramientos “descansan” en algún sótano de Vegueta.

Circuito de Fórmula 1.

Lo que también vislumbraba cierta credibilidad fue lo de la construcción de un Circuito de Fórmula 1 ó Circuito de Alta Velocidad. Surgía la iniciativa en 1991, coletea durante mucho tiempo, se desinfla por épocas e incluso se retoma el proyecto en 2004. Se habló de adquisición de terrenos, se barajaba la cifra de 1.680.000 metros cuadrados de terreno a expropiar en el Barranco de Juan Grande y una inversión muy superior a 4.000 millones de pesetas. De buenas a primeras surge otra iniciativa en Tenerife, incluso se lo rifan otros municipios grancanarios, surgen distintas propuestas de ubicación incluso dentro del propio municipio tirajanero y, “ojos que te vieron dir”…

Parque tricontinental.

El Gran Parque Temático Tricontinental que nos ofreciera la Federación empresarial Canaria de Ocio y Servicio por agosto de 1995, se hacía con una fórmula de cuarenta mil acciones de un millón cada una, o sea, 40.000 millones de pesetas.  Era una idea parecida a PortAventura o Euro-Disney, estaría destinado a Europa, África y América y ocuparía una extensión de doscientos mil metros cuadrados.

Merlín Paradise.

Paralelamente a este último, también se vendía la idea de un “Merlín Paradise”, puesto que había que aprovechar que en Estados Unidos existían 10 millones de licencias de pescadores de Merlín Blue, el Pez Espada o “picú” y, claro, son pescadores de alto nivel adquisitivo que gastan alrededor de un millón y medio de pesetas por temporada.

Atlantis.

El “Atlantis: Sea Animals Theme Park”, surge por abril de 1996, con el ánimo de transformar las instalaciones del Parque de Atracciones (curiosamente, todas las propuestas para este espacio, respetaban la Noria), en un Parque marino con: tiburones, mantas, diversa fauna marina y pingüinos, chimpancés, pelícanos, flamencos, etc. Y, entre todo esto, se preveía la construcción de la “Casa de Tarzán”, con 1.500 millones de pesetas de inversión.

Proyecto manglar.

En el tercer trimestre de 1995 nos llega la propuesta de un “Oasis Caribeño o Proyecto Manglar”, que cubriría unas seis hectáreas de las zonas de Arguineguín (San Bartolomé de Tirajana y Mogán) de sinuosos canales, pequeños islotes interconectados por puentes de madera y miradores y balconadas sobre el inmenso parque de manglares tropicales, para lo que se preveía una inversión de 600 millones de pesetas. Se llegó incluso a realizar una plantación como cultivo de prueba de unos 80 manglares procedentes del archipiélago de Los Roques -Venezuela-.

Museo carrera espacial.

Desde 1998 y hasta 2003, dos corporaciones estuvieron barajeando la idea de crear un Museo sobre la Carrera Espacial, dando pié a la iniciativa del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial. Ayuntamiento, Cabildo e INTA pretendían (aún no es tarde para ello), instalar en Meloneras, dónde mismo estuvieron las naves del Proyecto Mercury y Apolo, un ambicioso Proyecto museístico de promoción turística, al tiempo que se daban a conocer al público los elementos espaciales que formaron parte de la llegada del hombre a la Luna y en dónde la estación de Maspalomas tuvo un interesante papel protagonista en el seguimiento y la comunicación con los astronautas, aunque el INTA era partidario de que se ubicara en las inmediaciones de dónde se encuentran sus instalaciones actualmente.

Ciudad de la imagen.

En febrero de 2000 la compañía estadounidense Universal Studios Escape nos venía con una “Ciudad de la Imagen”, un centro de ocio dedicado al mundo de de las comunicaciones y la nuevas tecnologías.

En septiembre de 2000, el Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana llegó a tener sobre la mesa más de quince ofertas  de proyectos de ocio de distintas empresas nacionales y multinacionales, por lo que se contempló la posibilidad de reservar unos 600.000 metros cuadrados destinados a albergar un gran Parque Temático.

Centro de ocio.

Uno de los que mejor pintaba o tenía más visos de seriedad era el presentado por el grupo Parques Reunidos para hacer un Centro de ocio y Naturaleza, similar a los que ya tenían abiertos en Valladolid (Valwo) o Málaga (Selwo).

En marzo de 2001, una UTE formada por las empresas Idom, Global Praxis Group y Codexca se encarga de realizar un estudio de viabilidad de un macroproyecto, al estilo de las instalaciones de Tierra Mítica o el Parque Warner Bros, de Madrid; el objetivo de la adjudicación de este trabajo, valorado en unos 21 millones de pesetas era el de estudiar qué tipo de Parque era el más idóneo para San Bartolomé de Tirajana dadas sus características, la demanda de ocio y la viabilidad  del proyecto. Este estudio termina con la conclusión que, un Parque Temático para el sur grancanario debería llamarse “Aventura Canaria, orientado al mundo marino y la naturaleza canaria y a exponer elementos de los tres continentes más próximos: Europa, África y América. Se preveía una superficie de 400.000 mts. cuadrados y unos 180 millones de euros de inversión.

Parque marítimo.

En enero de 2002, el Plan de Ordenación Urbana que, por aquellos días se estaba ultimando preveía, en una actuación a largo plazo, un Parque Temático en los terrenos de la cantera de cemento de Santa Águeda.

Un Espacio Temático centrado en el Océano o Parque Marino, muchísima vegetación, con conexiones directas entre plataformas a distintos niveles, en 2.522.000 metros cuadrados, nos llegaba por noviembre de 2005. El macro-proyecto circundaba los núcleos urbanos de San Fernando de Maspalomas, el Tablero, Montaña La Data y el Salobre y la inversión prevista era de 20 millones de euros.

Complejo deportivo.

Ya puestos en diciembre de 2010, el holding internacional “Ova”, nos proponía la construcción de un inmenso Complejo Deportivo, de Salud y Ocio, en el Barranco de Arguineguín, territorio moganero y lindando el de San Bartolomé de Tirajana, por lo que el millón de metros cuadrados previsto abarcaba espacios de los dos municipios. Era iniciativa de inversores noruegos, británicos y thailandeses. Constaba de Estadio para 20.000 espectadores, salas de convenciones; velódromo, siete campos de fútbol, etc.; tan sólo el estadio para 20.000 espectadores suponía una inversión de unos 80 millones de euros de inversión. El holding argumentaba que, frente a otros compromisos similares en Thailandia y Dubai, decidieron decidió priorizar el del Sur de Gran Canaria.


Nuevo Viuda de Franco.

Terminamos con el Proyecto del “Nuevo Viuda de Franco” que nos trae una inmobiliaria canaria en plena pre-campaña electoral de 2011. En el pueblo de San Fernando de Maspalomas se proponía construir una Torre-Mirador de 180 metros de altura, rematado con un Restaurante Circular a los 140 metros; ascensores panorámicos, locales comerciales, antenas para atender a las telecomunicaciones del municipio, etc. que no hizo sino levantar sonrisas jocosas en todo el vecindario.

Bien, dicho todo esto, cojamos sitio, acomodémonos y estemos atentos a lo que esté por venir de aquí a mayo, que algo vendrá; sobre todo, no se ilusione en demasía, que después pasa lo que pasa.